Todo el planeta conectado

 
Existe un plan multimillonario de OneWeb para crear una mega-constelación de satélites para mantener conectados todos los rincones del planeta.
 
La empresa emergente OneWeb, con sede en Londres y Estados Unidos, lanzó éste miércoles los primeros seis satélites de su proyecto para llevar Internet a todos los rincones del mundo. Si las naves funcionan como se espera, OneWeb comenzará el despliegue masivo del resto de la "constelación" hacia finales del año.
 
Para proporcionar cobertura global de Internet, será necesario que haya 648 unidades en órbita. Pero el proyecto podría requerir en el futuro unos 2.000 de estos objetos espaciales.
 
El director ejecutivo de OneWeb, Adrian Steckel, aseguró que "van a conectar a muchas personas que no están conectadas actualmente".
 
"Vamos a comenzar con escuelas, barcos, aviones y grandes franjas del planeta a las que no tiene sentido llevar fibra (óptica)", dijo a la BBC.
 
OneWeb

El empresario estadounidense de telecomunicaciones Greg Wyler fundó la empresa en 2012. Hoy en día, la firma tiene sedes con salas de control satelital en Estados Unidos y Londres.
 
OneWeb es un gran proyecto que pondría en órbita una densa red a sólo 1.200 km de altura. La proximidad de los satélites, su alto rendimiento y la cobertura global promete transformar la provisión de Internet para aquellos que actualmente cuentan con servicios deficientes o que simplemente carecen de ellos.
 
Otros grupos han mostrado su interés por competir con OneWeb, incluida SpaceX, de Elon Musk. Pero los expertos parecen estar seguros de que el mercado no registrará una demanda suficiente para todas las "megaconstelaciones" propuestas.
 
¿Existen demasiados satélites artificiales?
 
Alrededor de la Tierra hay cerca de 2.000 satélites en funcionamiento, a distintas alturas; y un número ligeramente mayor de satélites que han cesado sus operaciones. Si se lanzan varias "megaconstelaciones" de estos artefactos, aumentará significativamente el material en órbita, por lo que a los expertos les preocupa las potenciales colisiones.
 
Según un estudio reciente, patrocinado por la Agencia Espacial Europea y apoyado por Airbus, para que las compañías aeroespaciales lancen nuevas redes de satélites, tendrían que sacar de órbita sus naves espaciales antiguas en un plazo de cinco años o aumentará seriamente el riesgo de que los objetos choquen entre sí.
 
Fuente: bbc
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar