Ciberataques en tiempos de crisis por el Covid-19
 
El miedo, y la desinformación hacen que proliferen los ataques cibernéticos pues los cibercriminales ven una gran oportunidad de obtener réditos.

Aumentan los fraudes online mediante la aparición de sitios web que ofrecen supuestos tratamientos milagrosos que pueden ser letales, y venden material sanitario defectuoso a precios desorbitados que a veces ni existe.
 
También explotan la confianza en instituciones como la OMS para infectar nuestros ordenadores a través del phishing. Utilizan sitios idénticos a los oficiales pero con enlaces, en los que si clicamos, darán a los cibercriminales acceso a nuestro ordenador para robar datos o secuestrarlos pidiendo un rescate (ransomware).
 
Por ello es importante asegurarnos que estamos en el sitio web correcto escribiendo la dirección web en la barra de direcciones del navegador. Si tenemos que usar un buscador hay que comprobar que se trata de un sitio cifrado, verificando que aparece un candado al comienzo de la barra de direcciones y, aún así, asegurarse también de que es la web oficial antes de introducir datos.
 
Por otro lado habría que hacer una copia de seguridad del disco duro, pues si es necesario formatearlo, por ejemplo por un ransomware, será posible recuperar la información fácilmente.
 
También han aumentado los ataques a hospitales, donde uno de los más afectados fue el Hospital Universitario de Brno en la Repúbilca Checa. Este hospital se vio obligado a suspender las cirugías y el internamiento de nuevos pacientes tras paralizar todos sus sistemas informáticos debido a una amenaza cibernética. Los cibercriminales creen que debido a la urgencia les pagarán grandes cantidades de dinero sin vacilar.
 
Además, algo tan común en estos días como es trabajar desde casa puede dar una falsa sensación de seguridad y abre la puerta a mostrarse confiado ante enlaces o documentos adjuntos de procedencia sospechosa. Por eso no se deben abrir enlaces ni adjuntos de correos-e hasta estar totalmente seguros de su procedencia llamando incluso al remitente indicado en caso de ser necesario para verificarlo.
 
La urgente necesidad de ingresos ante la crisis económica causada por la paralización de la actividad es otro caladero para los ciberdelincuentes. Los foros de búsqueda de trabajo en redes sociales como Facebook se han llenado estos días de oportunistas que ofrecen formas de ganar dinero fácil con la condición invariable de adelantar un pago.
 
Fuente: abc.es
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar