hyperloop bocetos

Hyperloop, un tren supersónico

 
Hyperloop, la cápsula para viajeros que levita y se desplaza por un tubo a 1.200 km/h, podría empezar a estar operativa para las primeras pruebas a finales de 2016, según ha manifestado Rob Lloyd, actual CEO de Hyperloop.
 
Hyperloop es un proyecto de energía renovable, alta velocidad y bajo coste de producción impulsado en 2013 por el empresario Elon Musk (Paypal, Tesla y Space X). Consiste en una cápsula con capacidad para 30 personas que levita y es capaz de desplazarse por un tubo a 1.200 km/h. Según acaba de anunciar recientemente su CEO, Rob Lloyd, este transporte futurista que unirá grandes ciudades en muy poco espacio de tiempo contará con un túnel de pruebas completamente funcional a finales de 2016. Hasta ahora se había apuntado a 2018 como el año en el que esta cápsula viajera pueda estar completamente finalizada. Se espera que sea capaz de transportar a más de 10 millones de personas al año.
Este proyecto, en el que trabajan 120 personas de diferentes países (entre ellos España), tiene como objetivo demostrar al mundo lo que se puede conseguir aprovechando las energías renovables y adaptándolas a futuros medios de transporte. Recientemente, Rob Lloyd ha visitado el CES 2016 para supervisar el estado de las obras de construcción del Hyperloop en las afueras de Las Vegas. El CEO espera que la pista de pruebas, de casi dos millas, esté lista antes del final de año, según ha manifestado en una entrevista para Engadget:
 
 
 
Hyperloop consiste en una serie de vagones que circulan encapsulados dentro de un tubo en cuyo interior se conseguirá casi el vacío, lo que permitirá que los
hyperloop vagon 

Los vagones tendrian una capacidad

para 28 personas

vagones se muevan suspendidos en el aire a gran velocidad. Este medio de transporte permitirá viajar entre urbes como Washington y Nueva York en solo 30 minutos. Más de 20 ciudades de todo el mundo se han mostrado interesadas en esta tecnología, pero donde más éxito se espera que tenga es en África, Asia y Oriente Medio (son las zonas donde menos trabas burocráticas y gubernamentales hay para construir infraestructuras).

El coste de construcción de Hyperloop está muy por debajo al de la red ferroviaria de alta velocidad. Por ejemplo, la línea que uniría San Francisco y Los Ángeles costará unos 14,2 millones de euros, frente a los 68.000 millones que cuesta el tren.

Fuente: autobild.es

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar